Adobe usa tecnologías de aprendizaje automático, como el análisis de contenido y el reconocimiento de patrones, a fin de mejorar sus productos y servicios. Por ejemplo, funciones como Rellenado dependiente del contenido en Photoshop y reconocimiento facial en Lightroom, podrían refinarse utilizando el aprendizaje automático.

Si prefiere que Adobe no analice sus archivos para mejorar nuestros productos y servicios, puede desactivar el aprendizaje automático en cualquier momento desde su página Administración de cuentas de Adobe.

¿Qué es el aprendizaje automático?

El aprendizaje automático se utiliza en muchas de las aplicaciones y servicios con los que interactúa a diario. Es simplemente un término para describir cómo los ordenadores analizan los datos y después realizan predicciones o facilitan sugerencias, en función de lo que hayan aprendido.

Como ejemplo general de aprendizaje automático, una aplicación de correo electrónico puede mover automáticamente todos los mensajes de un remitente particular a su carpeta Correo no deseado. El ordenador analiza los datos incluidos en sus correos electrónicos y predice, a partir de los patrones que descubre, la probabilidad de que los mensajes de un remitente o dominio en particular sean correo no deseado. A continuación, toma medidas en base a esa predicción y saca los mensajes de la Bandeja de entrada.

Cuando se etiqueta un mensaje como “basura”, el ordenador puede aprender de ello y ser mejor a la hora de marcar automáticamente el correo no deseado. Con el tiempo, el ordenador puede tomar más datos en cuenta para ir siendo cada vez mejor en una tarea particular. Este proceso de mejora a través de la experiencia es el aprendizaje automático.

¿Cuáles son las ventajas del aprendizaje automático?

Con el aprendizaje automático, los programas y dispositivos que utiliza son cada vez mejores a la hora de ofrecerle un servicio personalizado a lo largo del tiempo. Cuanto más utilice el software de reconocimiento de voz, por ejemplo, mejor entenderá el software su voz y mejor funcionará.

En Adobe, podemos usar el aprendizaje automático para ayudarle a ser más eficiente y creativo. Por ejemplo, podemos usar el aprendizaje automático para ayudarle a organizar y editar sus imágenes. Con el reconocimiento de objetos de Lightroom, podríamos etiquetar automáticamente todas las fotos de su perro. En Photoshop, el aprendizaje automático podría ayudarnos a identificar imágenes que pudieran ser demasiado oscuras y a ajustar automáticamente el brillo para usted.

También podríamos usar el aprendizaje automático para hacer sugerencias dependientes del contenido. Por ejemplo, si está trabajando en una maqueta de UI, Photoshop podría sugerir automáticamente iconos de botones de stock. Este tipo de sugerencias dependientes del contenido puede ser más relevante para su trabajo cuando Photoshop aprenda de sus datos, en lugar de usar para ello los datos genéricos disponibles en Internet.

¿Qué datos mira y cómo los usa?

El ordenador puede analizar sus contenidos cuando envíe, reciba o almacene archivos usando nuestros servicios en la nube. No accedemos a los archivos almacenados localmente en su ordenador. Usamos datos de sus archivos, registros de actividad y comentarios directos, para entrenar y mejorar nuestros algoritmos.

Por ejemplo, podemos utilizar el reconocimiento de patrones en sus fotografías para identificar todas las imágenes de perros y etiquetarlas automáticamente para usted. Si selecciona una de esas fotografías e indica que no incluye un perro, usamos esa información para mejorar la identificación de imágenes de perros.

Utilizamos lo que aprendemos de todos los usuarios de Adobe para hacer que nuestros productos y servicios sean mejores para todo el mundo. Por ejemplo, si edita fotos de playa para que aparezcan saturadas y vibrantes y otro usuario edita fotos de boda para darles un enfoque suave y una luz tenue, nuestros programas pueden aprender esas diferencias. Más tarde, cuando un tercer usuario edite una foto de playa o de boda, podemos ofrecerle las sugerencias de estilo apropiadas, según lo que hayamos aprendido de usted y de otros usuarios.

Puede encontrar un resumen sobre cómo podría utilizar Adobe la información asociada con usted en el Centro de privacidad de Adobe.

¿Cómo se accede a mi contenido para el aprendizaje automático?

El ordenador puede analizar sus contenidos cuando envíe, reciba o almacene archivos usando nuestros servicios en la nube. No accedemos a los archivos almacenados localmente en su ordenador. 

¿Cómo protegerán mi privacidad?

Adobe se toma su privacidad en serio. Las informaciones obtenidas a través del aprendizaje automático no se pueden utilizar para reproducir su contenido ni ninguna información personal.

Puede encontrar un resumen sobre cómo podría utilizar Adobe la información asociada con usted en el Centro de privacidad de Adobe.

¿Puedo desactivar (optar por abandonar) el aprendizaje automático?

Si prefiere que Adobe no analice sus archivos para tomar medidas y ofrecer sugerencias, puede desactivar el aprendizaje automático en cualquier momento.

  1. Acceda a su cuenta de Adobe en línea e inicie sesión con su Adobe ID y contraseña.

    Nota:

    Su Adobe ID es la dirección de correo electrónico que utilizó la primera vez que compró un abono, una aplicación o un servicio de Adobe.

  2. En la barra de navegación de la parte superior, haga clic en la ficha Perfil.

  3. En el panel izquierdo, haga clic en Privacidad.

  4. En la sección Aprendizaje automático, desmarque la casilla situada junto a Sí, permitir que Adobe analice mi contenido utilizando técnicas de aprendizaje automático.

Esta obra está autorizada con arreglo a la licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported de Creative Commons.  Los términos de Creative Commons no cubren las publicaciones en Twitter™ y Facebook.

Avisos legales   |   Política de privacidad en línea