Puede utilizar las herramientas de pintura y ajuste para editar las texturas contenidas en un archivo 3D o para crear nuevas texturas. Las texturas se importan como archivos 2D junto con el modelo 3D y aparecen como entradas en el panel Capas, alojadas bajo la capa 3D y agrupadas según el tipo de mapa: Difusión, Rugosidad, Resplandor y así sucesivamente.

Nota:

Para ver la miniatura de un archivo de textura determinado, coloque el puntero del ratón sobre el nombre de la textura en el panel Capas. También se mostrará el tamaño, color y modo de la imagen.

Panel Capas mostrando texturas 3D agrupadas según el tipo de mapa

A. Capa 3D B. Tipos de mapa de textura C. Nombre de archivo de mapa de textura 

Nota:

los mapas de textura utilizados por un determinado material aparecen también en la sección inferior del panel 3D cuando se selecciona dicho material. Consulte Ajustes de materiales 3D.

Para editar texturas 3D con Photoshop, realice alguna de las siguientes acciones:

  • Edición de una textura en formato 2D. La textura se abre como un objeto inteligente en una ventana de documento independiente.

  • Edite la textura directamente sobre el modelo. Si fuera necesario, puede retirar temporalmente las superficies del modelo para acceder a las áreas que se van a pintar. Consulte Pintura 3D.

Edición de una textura en formato 2D

  1. Realice una de las siguientes acciones:

    • Haga doble clic en la textura en el panel Capas.

    • En el panel Materiales, seleccione el material que contiene la textura. En la sección inferior del panel, haga clic en el icono de menú de textura  de la textura que desee editar y seleccione Abrir textura.

  2. Use cualquier herramienta de Photoshop para pintar o editar la textura.

  3. Active la ventana que contiene el modelo 3D para ver la textura actualizada aplicada al modelo.

  4. Cierre el documento de la textura y guarde los cambios.

Visualización u ocultación de una textura

Puede mostrar u ocultar una textura para ayudar a identificar el área del modelo a la que se ha aplicado la textura.

  1. Haga clic en el icono con forma de ojo situado junto a la capa Textura. Para mostrar u ocultar todas las texturas, haga clic en el icono con forma de ojo situado junto a la capa superior Textura.

Creación de superposiciones UV

Un archivo de textura de difusión que sea utilizado por varios materiales en un modelo 3D puede agrupar varias áreas de contenido que se hayan aplicado a diferentes superficies del modelo. El proceso denominado Asignación UV hace coincidir las coordenadas del mapa de textura 2D con unas coordenadas específicas del modelo 3D. La asignación UV permite pintar correctamente la textura 2D en el modelo 3D.

Para el contenido que no ha sido creado con Photoshop, la asignación UV se produce en el programa con el que se creó el contenido. Sin embargo, Photoshop puede crear superposiciones UV como guías para ayudarle a visualizar cómo un mapa de textura 2D coincide con las superficies del modelo 3D. Estas superposiciones actúan como guías al editar una textura.

  1. Haga doble clic en una textura en el panel Capas para abrirla y editarla.

    Nota:

    crear superposiciones UV solo está activo cuando un mapa de textura está abierto y es la ventana activa.

  2. Seleccione 3D > Crear superposiciones UV y, a continuación, seleccione una opción de superposición.

    Malla metálica

    Muestra los datos de borde de la asignación UV.

    Sombreado

    Muestra las áreas del modelo que usan un modo de interpretación sólido.

    Mapa normal

    Muestra las normales geométricas traducidas en valores RGB, donde R = X, G = Y y B = Z.

Las superposiciones UV se añaden como capas adicionales en el panel Capas para el archivo de textura. Puede mostrar, ocultar, mover, o borrar una superposición UV. Las superposiciones aparecen en la superficie del modelo cuando se cierra y se guarda el archivo de textura o cuando se cambia desde el archivo de textura a la capa 3D asociada (el archivo de textura se guarda automáticamente).

Nota:

borre u oculte una superposición UV antes de realizar una última interpretación.

Volver a parametrizar un mapa de textura

De forma ocasional, puede abrir un modelo 3D cuyas texturas estén mal asignadas a la malla del modelo subyacente. Una mala asignación de textura puede producir distorsiones normales en el aspecto de la superficie del modelo, como juntas no deseadas o un estiramiento o una contracción del motivo de la textura. Una mala asignación de textura puede provocar unos resultados impredecibles cuando pinte directamente sobre el modelo.

Nota:

Para comprobar la parametrización de una textura, abra la textura para editarla y, a continuación, aplique una superposición UV para ver el modo en que la textura se alinea con las superficies del modelo. Consulte Creación de superposiciones UV.

El comando Volver a parametrizar vuelve a asignar una textura al modelo para corregir la distorsión y crear una cobertura de superficie más eficaz.

  1. Abra un archivo 3D cuya asignación de textura de difusión sea incorrecta y seleccione la capa 3D que contiene el modelo.

  2. Seleccione 3D > Volver a parametrizar. Photoshop le informará de que va a volver a aplicar la textura al modelo. Haga clic en OK.

  3. Seleccione una opción para volver a parametrizar:

    • Distorsión pequeña mantiene el motivo de textura más intacto, pero es posible que cree más juntas en la superficie del modelo.

    • Menos juntas minimiza el número de juntas que aparecen en el modelo. Según el modelo, esto puede producir un mayor estiramiento o contracción de la textura.

    Textura parametrizada utilizando la opción Distorsión pequeña (izquierda) y Menos juntas (derecha).

  4. (Opcional) Si, al volver a parametrizar, la opción que ha escogido no crease una cobertura de superficie óptima, seleccione Edición > Deshacer y seleccione la otra opción.

También puede utilizar el comando Volver a parametrizar para mejorar el mapeado de textura por defecto que se produce cuando se crean modelos 3D a partir de capas 2D. Consulte Creación de objetos 3D a partir de imágenes 2D.

Creación de un azulejo para una textura repetitiva

Una textura repetitiva consta de azulejos idénticos en un motivo de cuadrícula. Una textura repetitiva ofrece una cobertura de la superficie del modelo más realista, usa menos almacenamiento y mejora el rendimiento de interpretación. Puede convertir cualquier archivo 2D en una pintura segmentada. Tras previsualizar la interacción de varios azulejos en la pintura, guarde uno de ellos para usarlo como textura repetitiva.

Nota:

Para configurar una malla para una textura repetitiva, use la aplicación 3D con la que se creó el modelo.

  1. Apertura de un archivo 2D.

  2. Elija una o más capas del archivo y, a continuación, seleccione 3D > Nueva pintura segmentada.

    El archivo 2D se convierte en un plano 3D que contiene nueve azulejos idénticos del contenido original. Las dimensiones de la imagen permanecen intactas.

  3. Edite la textura segmentada con herramientas de pintura, filtros u otras técnicas. (Los cambios que realiza en un azulejo aparecen automáticamente en el resto).

  4. Guarde un único azulejo como imagen 2D: En la sección Materiales  del panel 3D, seleccione Abrir textura en el menú Difusión . A continuación, seleccione Archivo > Guardar como y especifique un nombre, una ubicación y un formato.

    Nota:

    A menos que desee utilizar la pintura de nueve azulejos original de forma independiente, ciérrela sin guardar.

  5. Para cargar el azulejo como textura repetitiva, abra un archivo de modelo 3D. En la sección Materiales del panel 3D, seleccione Cargar textura en el panel Difusión y seleccione el archivo que guardó más arriba.

Esta obra está autorizada con arreglo a la licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported de Creative Commons.  Los términos de Creative Commons no cubren las publicaciones en Twitter™ y Facebook.

Avisos legales   |   Política de privacidad en línea