Sugerencias para la compresión de vídeo

Trabajar con el vídeo en el formato nativo del proyecto hasta el resultado final

Utilice material de archivo sin procesar o el material de archivo menos comprimido que tenga a su disposición. Cada vez que comprime vídeo mediante un codificador con pérdidas, reduce la calidad del vídeo. Aunque una generación de pérdida de calidad suele ser aceptable, una nueva codificación y recompresión de vídeo ya comprimido puede degradar la calidad más allá de lo considerado aceptable. Asimismo, el vídeo que ya ha sido codificado y comprimido podría contener ruidos y artefactos que harían que el siguiente paso de codificación y compresión tardarán más tiempo o produjeran un archivo más grande.

Intentar que el vídeo sea lo más corto posible

Recorte el inicio y el final del vídeo y edítelo para eliminar todo el contenido innecesario. Consulte Corte y recorte del origen antes de la codificación.

Ajuste de la configuración de compresión

Si comprime el material de archivo y obtiene un buen resultado, intente modificar la configuración para reducir el tamaño del archivo. Pruebe el material de archivo y modifique los ajustes de compresión hasta conseguir el mejor ajuste posible para el vídeo que esté comprimiendo. Todos los vídeos cuentan con distintos atributos que afectan a la compresión y al tamaño de archivo; cada vídeo necesita su propia configuración para obtener los mejores resultados. Consulte Codificación y exportación.

Limitación del movimiento rápido

Limite el movimiento si le preocupa el tamaño del archivo. Cualquier movimiento aumenta el tamaño de archivo. En este sentido, los movimientos y desplazamientos irregulares de la cámara, así como la utilización del zoom resultan especialmente desaconsejables. Puede usar las funciones de estabilización del movimiento de After Effects para eliminar movimientos extraños.

Selección de las dimensiones adecuadas

Selección de una velocidad de fotogramas adecuada

Selección del número apropiado de fotogramas clave

Reducción del ruido y el grano

El ruido y el grano de las imágenes de origen aumentan el tamaño de los archivos codificados. Lo ideal es usar las utilidades de Adobe Premiere Pro o de After Effects para reducir el ruido y el grano.

Sugerencias para la compresión de audio

A la hora de producir audio y vídeo es necesario tener en cuenta las mismas consideraciones. Para obtener una buena compresión de audio, debe empezar con un archivo de audio sin distorsión ni artefactos audibles introducidos en la grabación de origen.

Si desea codificar material procedente de un CD, intente grabar el archivo utilizando la transferencia digital directa en lugar de utilizar la entrada analógica de una tarjeta de sonido. La tarjeta de sonido introduce una conversión innecesaria digital a analógico y analógico a digital que puede crear ruido en el audio transferido. Hay herramientas de transferencia digital directa disponibles para las plataformas Windows y Mac OS. Si debe grabar desde un origen analógico, utilice la tarjeta de sonido disponible de más calidad.

Nota:

si su archivo de audio de origen es monoaural (mono), se recomienda que codifique en mono para utilizarlo con Flash. Si está codificando con Adobe Media Encoder y utiliza un ajuste preestablecido de codificación, asegúrese de comprobar si dicho ajuste preestablecido realiza la codificación en estéreo o en mono y, en caso necesario, seleccione mono.

Esta obra está autorizada con arreglo a la licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported de Creative Commons.  Los términos de Creative Commons no cubren las publicaciones en Twitter™ y Facebook.

Avisos legales   |   Política de privacidad en línea