Acerca de los motivos

Illustrator incluye muchos motivos a los que se puede acceder en el panel Muestras y en la carpeta Extras de Illustrator, en el CD de Illustrator. Puede personalizar motivos existentes y motivos de diseño desde cero con cualquiera de las herramientas de Illustrator. Los motivos diseñados para rellenar objetos (motivos de relleno) se distinguen de los motivos de trazados aplicados con el panel Pinceles (motivos de pincel) en el diseño y la segmentación. Para obtener mejores resultados, use los motivos de relleno para rellenar objetos y los de pincel para contornear objetos.

Para diseñar motivos es de gran ayuda comprender cómo Adobe Illustrator segmenta los motivos:

  • Todos los motivos se segmentan de izquierda a derecha a partir del origen de la regla (por defecto, la parte inferior izquierda de la mesa de trabajo) hasta la parte opuesta de la ilustración. Para definir dónde se empiezan a segmentar todos los motivos de la ilustración, puede cambiar el origen de la regla del archivo.

    Nota: el origen de la regla en CS5 es diferente al de CS4. Como resultado, es posible que los patrones de segmentación no tengan el mismo aspecto al copiar y pegar objetos de CS4 a CS5. Los segmentos de estos objetos se pueden transformar mediante el panel Transformar para que su apariencia sea la misma que los patrones de segmentación de CS4.

  • Los motivos de relleno suelen tener solo un azulejo.

  • Los motivos de pincel pueden constar de hasta 5 azulejos (en los bordes y ángulos exteriores e interiores y el principio y final del trazado). Gracias a los azulejos de esquina, los motivos de pincel se ajustan con suavidad a las esquinas.

  • Los motivos de relleno se segmentan perpendicularmente al eje x.

  • Los motivos de pincel se segmentan perpendicularmente al trazado (con la parte superior del azulejo de motivo siempre orientada hacia fuera). Además, los azulejos de esquina rotan 90° hacia la derecha cada vez que el trazado cambia de dirección.

  • Los motivos de relleno solo segmentan la ilustración dentro del cuadro delimitador del motivo, un rectángulo sin relleno ni trazo, que no se imprime, situado al fondo de la ilustración. En estos motivos, el cuadro delimitador se utiliza como máscara.

  • Los motivos de pincel segmentan la ilustración dentro del cuadro delimitador y la que sobresale o está agrupada.

Pautas para crear azulejos de motivos

Siga estas pautas para crear azulejos de motivos:

  • Para que el motivo no sea muy complejo y se imprima con mayor rapidez, elimine los detalles innecesarios de la ilustración del motivo y agrupe los objetos del mismo color de forma que sean consecutivos en el orden de apilado.

  • Cuando esté creando el azulejo de motivo, aplique el zoom de aumento a la ilustración para alinear los elementos con precisión y el zoom de reducción para ver el aspecto final de la selección.

  • Cuanto más complejo sea el motivo, más pequeña deberá ser la selección que se utilice para crearlo. Sin embargo, cuanto menor sea la selección (y el azulejo de motivo que crea), más copias de la misma serán necesarias para crear el motivo. Así, un azulejo cuadrado de 2 cm será más práctico que uno cuadrado de 0,5 cm. Si va a crear un motivo simple, puede incluir varias copias del objeto dentro de la selección que piensa utilizar para el azulejo del motivo.

  • Para crear motivos simples de líneas, organice en capas varias líneas de anchuras y colores distintos y sitúe un cuadro delimitador detrás de las líneas para crear un azulejo de motivo.

  • Para hacer que un motivo orgánico o de textura tenga un aspecto irregular, modifique la ilustración ligeramente y obtendrá un efecto más realista. Puede utilizar el efecto Emborronar para controlar las variaciones.

  • Para que la segmentación sea suave, cierre los trazados antes de definir el motivo.

  • Amplíe la ilustración y busque posibles defectos antes de definir un motivo.

  • Si dibuja un cuadro delimitador alrededor de la ilustración, compruebe que tiene forma rectangular, que se encuentra situado en la parte posterior de la ilustración y que no tiene relleno ni trazo. Para que Illustrator utilice este cuadro delimitador para un motivo de pincel compruebe que no sobresale ninguna parte.

Siga estas pautas para crear motivos de pincel:

  • Cuando sea posible, sitúe la ilustración en un cuadro delimitador que no esté pintado, de forma que pueda controlar cómo se segmenta el motivo.

  • Los azulejos de esquina deben ser cuadrados y tener la misma altura que los laterales para alinearse bien en el trazado. Si va a usar los azulejos de esquina con el motivo de pincel, alinee horizontalmente los objetos del azulejo de esquina con los objetos de los laterales, para que los motivos se segmenten bien.

  • Utilice azulejos de esquina para crear efectos especiales en las esquinas de los motivos de pincel.

Creación de muestras de motivos

  1. Cree la ilustración para el motivo.
  2. (Opcional) Para controlar el espaciado entre los elementos del motivo o para recortar partes del motivo, dibuje un cuadro delimitador de motivo (un rectángulo vacío) alrededor de la ilustración que desee utilizar como motivo. Seleccione Objeto > Organizar > Enviar detrás para que el rectángulo pase a ser el objeto situado más atrás en la ilustración. Para utilizar el rectángulo como cuadro delimitador de un motivo de pincel o de relleno, ajuste el relleno y el trazo a Ninguno.
  3. Utilice la herramienta Selección para seleccionar la ilustración y el cuadro delimitador (si existe) que compondrán el azulejo del motivo.
  4. Lleve a cabo uno de los procedimientos siguientes:
    • Seleccione Edición > Definir motivo, escriba un nombre en el cuadro de diálogo Muestra nueva y, a continuación, haga clic en OK. El motivo aparecerá en el panel Muestras.

    • Arrastre la ilustración hasta el panel Muestras.

Creación de motivos geométricos uniformes

  1. Asegúrese de activar las guías inteligentes y de seleccionar la opción Ajustar al punto del menú Ver.
  2. Seleccione el objeto geométrico. Para situar el objeto con precisión, coloque la herramienta Selección directa en uno de los puntos de ancla del objeto.
  3. Empiece a arrastrar el objeto verticalmente desde uno de sus puntos de ancla y, a continuación, pulse las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) para copiar el objeto y limitar sus movimientos.
  4. Cuando la copia del objeto se haya ceñido a su posición, suelte el botón del ratón y, a continuación, suelte las teclas.
  5. Con la herramienta Selección de grupos, mantenga pulsada la tecla Mayús y haga clic para seleccionar ambos objetos, y empiece a arrastrarlos horizontalmente por uno de sus puntos de ancla; a continuación, mantenga pulsadas las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) para crear una copia y limitar sus movimientos.
    Seleccionar ambos objetos (izquierda) y arrastrar para crear una copia (derecha)
    Seleccione ambos objetos (izquierda) y arrastre para crear una copia (derecha).

  6. Cuando la copia del objeto se haya ajustado a su posición, suelte el botón del ratón y, a continuación, suelte las teclas.
  7. Repita los pasos 2 a 6 hasta que haya creado el motivo que desee.
  8. Utilice la herramienta Rectángulo  para llevar a cabo una de las siguientes acciones:
    • Para un motivo de relleno, dibuje un cuadro delimitador desde el punto central del objeto superior izquierdo hasta el punto central del objeto inferior derecho.

    • Para un motivo de pincel, dibuje un cuadro delimitador que rodee los objetos y coincida con los límites externos. Si el motivo va a ser un azulejo, mantenga pulsada la tecla mayúsculas mientras arrastra para limitar el cuadro delimitador a un cuadrado.

    Comparación de un cuadro delimitador para un motivo de relleno (izquierda) y para un motivo de pincel (derecha)
    Comparación de un cuadro delimitador para un motivo de relleno (izquierda) y para un motivo de pincel (derecha)

  9. Pinte los objetos geométricos con el color deseado.
  10. Guarde los objetos geométricos como una muestra de motivo.

Creación de motivos de textura irregular

  1. Seleccione Ver > Ajustar al punto.
  2. Dibuje un cuadro delimitador. Si está creando un motivo de pincel, vaya al paso 13.
  3. Dibuje la textura con los objetos o líneas que forman intersección solo con el lado izquierdo del rectángulo delimitador.
  4. Con la herramienta Selección directa, seleccione la textura y el rectángulo y, a continuación, coloque el puntero en la esquina inferior izquierda del rectángulo.
  5. Arrastre el rectángulo hacia la derecha y pulse las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) para crear una copia y limitar el movimiento.
    Dibujo de textura en la parte izquierda del cuadro delimitador (izquierda) y, a continuación, copia de la textura y el rectángulo (derecha)
    Dibuje textura en la parte izquierda del cuadro delimitador (izquierda) y, a continuación, copie la textura y el rectángulo (derecha).

    Cuando el ángulo superior izquierdo de la copia se ciña al ángulo superior derecho del cuadro delimitador, suelte el botón del ratón y, a continuación, suelte las teclas.

    Nota:

    si conoce las dimensiones exactas del cuadro delimitador, puede seleccionar solo las texturas y utilizar el comando Mover para especificar un movimiento horizontal para la anchura del rectángulo. En el cuadro de diálogo Mover, asegúrese de hacer clic en Copiar y no en OK.

  6. Haga clic fuera del rectángulo para deseleccionarlo.
  7. Seleccione el rectángulo de la derecha y elimínelo.
  8. Siga dibujando la textura con los objetos o líneas que forman intersección solo con el lado superior del rectángulo.
  9. Cuando termine con el lado superior, seleccione todos los objetos o líneas que se cruzan con el lado superior y con el cuadro delimitador. A continuación, pulse las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) y arrastre hacia abajo para crear una copia y limitar el movimiento.
    Dibujo de textura en la parte superior del cuadro delimitador (izquierda) y, a continuación, copia de la textura y el rectángulo (derecha)
    Dibuje textura en la parte superior del cuadro delimitador (izquierda) y, a continuación, copie la textura y el rectángulo (derecha).

  10. Cuando el ángulo superior izquierdo de la copia se ciña al ángulo inferior izquierdo del rectángulo, suelte el botón del ratón y, a continuación, suelte las teclas.
  11. Deseleccione todo.
  12. Seleccione el rectángulo inferior y los objetos que no se crucen con el rectángulo superior y elimínelos.
  13. Usando la herramienta Lápiz, rellene el centro del rectángulo con la textura. Tenga cuidado de no formar intersección con ningún borde del rectángulo. Pinte la textura.
  14. Guarde la ilustración y el rectángulo como una muestra de motivo.
    Comparación del resultado de definir la ilustración y el rectángulo como un motivo (izquierda) y de rellenar un área con el motivo (derecha)
    Comparación del resultado de definir la ilustración y el rectángulo como un motivo (izquierda) y de rellenar un área con el motivo (derecha)

Creación de azulejos de esquina para motivos de pincel

Los azulejos de esquina crean efectos especiales de bordes cuando se aplican motivos de pincel. Puede crear azulejos de esquina desde cero, o bien usar un azulejo lateral de un motivo de pincel como base para diseñar los azulejos de esquina internos y externos (con un reflejo de -135°).

  1. Seleccione Archivo > Abrir, busque el archivo de motivos de pincel de Adobe Illustrator que desee utilizar y, a continuación, haga clic en Abrir.
  2. Seleccione Ventana > Pinceles. Seleccione el azulejo que desee usar y arrástrelo hasta el centro de la ilustración.
  3. Si el azulejo no tiene un cuadro delimitador cuadrado, cree uno que abarque la ilustración por completo y que tenga la misma altura que el azulejo lateral (Los azulejos laterales pueden ser rectangulares). Rellene y aplique un trazo al cuadro con la opción Ninguno y seleccione Objeto > Organizar > Enviar detrás para que se sitúe en la parte más atrasada de la ilustración (el cuadro delimitador facilita la alineación del azulejo nuevo).
  4. Seleccione el azulejo y el cuadro delimitador.
  5. Para crear un azulejo de esquina exterior, utilice la herramienta Rotar  para aplicar al azulejo y al cuadro delimitador una rotación de 180°. Omita este paso para crear un azulejo de esquina interior.
    Comparación de un azulejo pegado (izquierda) y el mismo azulejo rotado 180° (derecha)
    Comparación de un azulejo pegado (izquierda) y el mismo azulejo rotado 180° (derecha)

  6. Con la herramienta Rotación, mantenga pulsada las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) y haga clic en la esquina inferior izquierda del cuadro delimitador. Introduzca un valor de 90° y haga clic en Copiar para crear una copia alineada a la izquierda del primer azulejo. Este azulejo se convierte en el azulejo de esquina.
  7. Con la herramienta Selección, arrastre el azulejo izquierdo hacia abajo por el punto de ancla superior derecho mientras mantiene pulsadas las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) para hacer una copia y limitar el movimiento de forma que pueda crear un tercer azulejo debajo del segundo. Cuando el punto de ancla superior derecho de la copia se ajuste al punto de ancla inferior derecho del azulejo de esquina, suelte el botón del ratón y las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS).

    La tercera copia se usa para llevar a cabo la alineación.

    Rotación 90° y copia del azulejo izquierdo (izquierda) y, a continuación, pulsación continuada de la tecla Alt (Windows) o la tecla Opción (Mac OS) mientras se arrastra un azulejo de esquina para hacer una copia debajo de él (derecha)
    Rote 90° y copie el azulejo izquierdo (izquierda) y, a continuación, mantenga pulsada la tecla Alt (Windows) o la tecla Opción (Mac OS) mientras arrastra un azulejo de esquina para hacer una copia debajo de él (derecha).

  8. Seleccione la ilustración del azulejo derecho. Arrástrelo a la izquierda, manteniendo pulsadas las teclas Alt+Mayús (Windows) o las teclas Opción+Mayús (Mac OS) para que la ilustración del azulejo derecho se superponga con la del azulejo de esquina.
    Copia del azulejo superior derecho (izquierda) y colocación encima del azulejo de esquina (derecha)
    Copie el azulejo superior derecho (izquierda) y colóquelo encima del azulejo de esquina (derecha).

  9. Modifique el azulejo de esquina de forma que su ilustración coincida vertical y horizontalmente con los azulejos colindantes. Seleccione y borre las partes de azulejo no deseadas en la esquina y edite el resto de la ilustración para crear el azulejo de esquina exterior final.
    Eliminación de los elementos innecesarios (izquierda) para producir un azulejo de esquina exterior final (derecha)
    Al borrar los elementos innecesarios (izquierda) se produce un azulejo de esquina exterior final (derecha).

  10. Seleccione todas las partes del azulejo, incluido el cuadro delimitador.
  11. Guarde el nuevo motivo como una muestra.
  12. Haga doble clic en la muestra del nuevo motivo para abrir el cuadro de diálogo Opciones de muestra, asígnele un nombre que sea una variación del nombre original (por ejemplo, use el sufijo "exterior") y haga clic en OK.

Modificación de motivos

  1. Compruebe que no hay ningún elemento seleccionado en la ilustración.
  2. En el panel Muestras, seleccione la muestra de motivo que desee modificar.
  3. Arrastre la muestra de motivo hasta la mesa de trabajo y modifique el azulejo de motivo.
  4. Seleccione el azulejo de motivo, mantenga pulsada la tecla Alt (Windows) o la tecla Opción (Mac OS) y arrastre el motivo modificado encima de la muestra del motivo antiguo en el panel Muestras.

    La muestra se reemplaza en el panel y se actualiza en el archivo actual.

Esta obra está autorizada con arreglo a la licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported de Creative Commons.  Los términos de Creative Commons no cubren las publicaciones en Twitter™ y Facebook.

Avisos legales   |   Política de privacidad en línea