La transcodificación puede ocupar alrededor del 10% del tiempo de edición. Esta guía sobre Prácticas recomendadas explica cómo ahorrar tiempo gracias a Adobe Premiere Pro con los flujos de trabajo de formato nativo, incluidas las opciones para asegurar el rendimiento en prácticamente todas las situaciones.

IBC2019_BestPractices_NativeFormats

La edición de vídeo siempre comienza con una clase de formatos de archivo (captura de cámara) y termina con un tipo de formatos distinto diseñado para el consumo. Con los formatos de captura, la prioridad es conservar la calidad. Con las entregas, la prioridad es la compresión, con tanta calidad como sea posible. El editor vive entre dos mundos. Saber cómo navegar desde los medios de origen de cámara hasta la salida puede ahorrar una cantidad increíble de tiempo y esfuerzo En esta guía de Prácticas recomendadas, se analizarán los flujos de trabajo de formato nativo, cómo (y cuándo) optimizar sus medios y cómo ir del punto A al B de manera eficiente.

Importación vs Ingesta

Existen dos enfoques básicos para incorporar material a Premiere Pro: la importación y la Ingesta.

Al importar medios, le está indicando a Premiere Pro que esos archivos forman parte de su proyecto. Premiere Pro reproduce sus archivos desde sus ubicaciones originales y le permite utilizarlos en su Secuencia. Todas sus ediciones y efectos se aplican (no de forma destructiva) en la cronología: Los archivos originales (conocidos como medios de origen) se mantienen intactos. Cuando esté listo para exportar, Premiere Pro hará referencia a los archivos originales, aplicando sus ediciones, efectos, gráficos y ajustes de audio para generar un nuevo archivo: la salida finalizada.

Al realizar la ingesta de medios, Premiere Pro crea una copia de ese archivo. Puede ser una copia directa, un archivo de medios mezzanine (usando un códec compatible con la postproducción) o un archivo proxy.

Comprensión de las opciones

Un editor trabaja con al menos dos versiones de cualquier archivo de vídeo: los archivos de origen (medios "nativos") y la salida. También puede trabajar con vistas previas predefinidas, como códecs, proxies o vistas previas preprocesadas. Haga clic en los términos que aparecen a continuación para obtener más información.

Si solo pudiera editar los formatos nativos, probablemente lo haría. El flujo de trabajo es sencillo: importe el material de archivo, revise las tomas, cree la secuencia, edite hasta alcanzar el resultado deseado y realice la exportación. Incluso si puede trabajar con formatos nativos la mayoría del tiempo, comprender sus opciones le permite mantenerse al día con casi cualquier contenido.

La transcodificación es el proceso de creación de una copia del archivo, normalmente para una mejor reproducción. Las transcodificaciones tienen la misma velocidad y tamaño de fotogramas, pero utilizan un formato que se reproduce mejor en el sistema. Por ejemplo, las imágenes de teléfonos móviles (H264 o HEVC) pueden requerir un uso intensivo procesador, por lo que puede optar por transcodificar a un códec, como ProRes o DNx. Para proyectos más cortos, puede que no valga la pena transcodificar.

Los proxies son copias ligeras de sus archivos de origen. Por ejemplo, un minuto de material ProRes 4-K podría ocupar fácilmente varios GB de datos. Una copia proxy de ese material podría ocupar solo unos 100 MB. Premiere Pro le permite crear proxies durante la ingesta, lo que significa que puede empezar a editar de inmediato utilizando los medios de origen mientras que Premiere genera los proxies en segundo plano. Una vez que los proxies se han completado, Premiere reemplaza automáticamente los archivos de origen por los proxies. Puede alternar entre los archivos de origen y los proxies, pero eso no es necesario: todas las ediciones y efectos que añada a su material se aplicarán a los archivos de origen de la exportación.

El procesamiento es cuando se combinan los efectos con el material durante la edición. Se hace para mantener la reproducción en tiempo real en caso de que el sistema comience a reducir su velocidad. Puede "procesarlo en cualquier lugar" con Premiere Pro creando vistas previas de un clip o una parte de la secuencia.

Las vistas previas son archivos "descartables" que aceleran la reproducción durante la edición. Si una sección de la cronología tiene una línea roja arriba (en lugar de amarilla), significa que Premiere Pro utiliza la CPU para procesar esa sección o clip. Si la reproducción está entrecortada, puede corregirla con la creación de una vista previa (seleccione Menú de secuencia > Procesar efectos de entrada a salida). También puede seleccionar Procesar de entrada a salida para procesar todo lo que hay en la sección (no solo los efectos). Tarda un tiempo, por lo que resulta ideal para las pausas para tomar un café, pero tiene una gran ventaja oculta: las vistas previas agilizan notablemente el proceso de codificación al final del proyecto porque Premiere Pro ya ha realizado todas las operaciones matemáticas de la cronología. 

Para obtener más información, consulte Prácticas recomendadas: Exportar más rápido.

La codificación se basa en la compresión para el resultado final. Puede iniciar un proyecto con cientos de gigabytes de material. Es probable que su proyecto editado solo tenga una fracción de ese contenido, pero aún así son demasiados datos para su distribución y no está optimizado para la reproducción. La codificación toma todos los medios de la cronología, incluidos todos los efectos, gráficos y audio, y los comprime para lograr un equilibrio óptimo entre el tamaño del archivo y la calidad de los medios. 

Para obtener más información, consulte Prácticas recomendadas: Exportar más rápido.

Los códecs mezzanine son formatos de postproducción, como las familias de códecs Apple ProRes, Avid DNxHD/R y GoPro CineForm. Estos códecs se han diseñado para mantener la calidad de la imagen y los detalles del material de origen, pero están optimizados para una reproducción mejor. Los creadores y los estudios de postproducción, por regla general, utilizan formatos mezzanine para agilizar el flujo de trabajo, pero eso requiere transcodificar el material antes de poder comenzar.

¿Cuánto tarda la transcodificación?

El tiempo de transcodificación suele ser 1:1, lo que quiere decir que una hora del material de origen tarda aproximadamente una hora en transcodificarse. Si tiene una hora de material para trabajar en una jornada de 8 horas, el uso de la compatibilidad de Premiere Pro con formatos nativos le permite ahorrar alrededor del 10% de su tiempo. Es de este modo tanto si trabaja con los archivos nativos como si utiliza la transcodificación en segundo plano.

Garantizar el rendimiento para una edición eficiente

Prepararse es la clave para el éxito. Eso incluye tener el hardware adecuado para la postproducción (consulte los requisitos del sistema de Premiere Pro), los controladores correctos (consulte los requisitos de la GPU y de los controladores de la GPU para Premiere Pro) y planificar el flujo de trabajo adecuado para sus proyectos.

Como ya se ha comentado, los flujos de trabajo en formato nativo son los más sencillos. Para muchos proyectos, como contenido más corto con menos tipos de medios diferentes, los flujos de trabajo nativos de Premiere Pro son la forma más rápida de trabajar.

¿Qué ocurre si no lo son? Algunos formatos, como los medios de alta resolución o el material grabado con teléfono móvil, son más fáciles de reproducir para el sistema de edición. Si dispone de una cronología mixta con medios de distintos tipos de cámaras, puede solicitar a Premiere Pro diversos tipos de procesamiento. La realidad es que, al trabajar con un hardware de sistema limitado, velocidad de almacenamiento y tiempo de trabajo disponible, siempre existe una "escala de eficiencia variable". En un momento determinado, merece la pena transcodificar.

Hay dos situaciones típicas en las que la transcodificación puede resultar adecuada:

  1. Si el hardware de su sistema tiene dificultades para descodificar su contenido multimedia de forma responsable, sin eliminar los fotogramas. Esto varía según el códec, el formato y el rendimiento global del sistema en particular.
  2. Si su organización utiliza un códec/formato mezzanine, se selecciona para el rendimiento de reproducción y postproducción. El tamaño del archivo suele ser mayor que el de los medios GOP de larga duración (más compresión). Esto contrasta con los códecs de grabación de cámara, que maximizan el uso de almacenamiento limitado a expensas del rendimiento de reproducción.

Los medios GOP largos y muy comprimidos (el tipo capturado por la mayoría de las DSLR, por ejemplo) suelen requerir una mayor potencia de procesamiento, lo que se traduce en un rendimiento más lento en general.

Si transcodifica sus medios, el método más eficaz es utilizar un códec compatible con el Procesamiento inteligente en Premiere Pro. Para obtener más información, consulte Prácticas recomendadas: Exportar más rápido.

Ventajas de la transcodificación

La transcodificación a un único códec y formato unificado puede ser útil cuando se trabaja con un amplio grupo de colaboradores. Simplifica el flujo de trabajo al incorporar varias aplicaciones creativas (no todas ellas pueden ser tan flexibles como Premiere Pro en los formatos nativos). Al transcodificar a un códec diseñado para la postproducción, el rendimiento normalmente mejora.

Cuando se trabaja en proyectos de gran formato, con equipos que trabajan en diferentes partes de la postproducción utilizando almacenamiento de uso compartido, a menudo queda más tiempo para la transcodificación. De hecho, algunas producciones disponen de un técnico dedicado a la creación de imágenes digitales en la ubicación que realiza la transcodificación de los archivos de medios y organiza los archivos de medios antes de llegar al editor.

Cómo transcodificar

Existen dos flujos de trabajo principales para la transcodificación:

  1. Transcodificación en segundo plano
  2. Utilice la carpeta de inspección de Adobe Media Encoder para la transcodificación

A efectos del presente documento, por "transcodificación" se entiende el cambio del códec utilizado para almacenar la información de vídeo y audio, manteniendo al mismo tiempo el tamaño de imagen y la frecuencia de imagen originales. El material transcodificado se convierte en la versión maestra de los medios en el resto del flujo de trabajo. Como patrones, Premiere Pro trata ahora el material como medios de origen y los utiliza para la salida.

Como se mencionó anteriormente, los flujos de trabajo proxy (que también son robustos) utilizan una versión temporal de los medios para disminuir las demandas de hardware puramente editoriales. Al exportar la salida final, el sistema no hace referencia a estos archivos.

Transcodificación en segundo plano

La configuración de la ingesta de proyectos de Premiere Pro se puede configurar para transcodificar todos los medios al importarlos El proceso de configuración es un poco complicado, pero si necesita transcodificar, merece la pena. Dado que Premiere Pro admite una amplia gama de formatos nativos, normalmente es posible comenzar la edición utilizando los medios de origen nativos originales, sin tener que esperar a que se complete el proceso de transcodificación. Se trata de un enorme ahorro de tiempo.

A medida que se rellenan las transcodificaciones, los clips se vuelven a vincular automáticamente a las nuevas versiones de los medios. La nueva vinculación se produce en segundo plano y no tiene que cambiar nada mientras está editando, a menos que quiera volver a ver los medios de origen.

Adobe Media Encoder se inicia automáticamente para llevar a cabo transcodificaciones en segundo plano. El progreso se puede ver en Adobe Media Encoder. Dado que se trata de una aplicación independiente, tiene poco impacto en el trabajo de Premiere Pro.

Ajustes del proyecto
Ajustes del proyecto
Conmutador del navegador de medios
Conmutador del navegador de medios

Elección de códec

Las opciones de códecs de postproducción/mezzanine más habituales son ProRes, DNxHD/HR de Apple y códecs de CineForm de la GoPro. La instalación predeterminada de Premiere también incluye otros códecs de flujo de trabajo comunes como AVC-intraframe, XAVC y otros

Ajustes del proyecto
Ajustes del proyecto

Panel de progreso + Adobe Media Encoder

Si las opciones de ingesta están activadas, cuando se importan medios nuevos, Adobe Media Encoder se inicia en segundo plano. También puede ver el progreso mediante el panel Progreso en Premiere Pro.

De forma predeterminada, la transcodificación se detiene durante la reproducción de vídeo en Premiere Pro para mejorar el rendimiento. Puede cambiar esta opción en las preferencias de usuario de Premiere Pro

Panel de progreso de Adobe Media Encoder
Panel de progreso de Adobe Media Encoder
Progreso
Progreso

Carpetas de inspección de Adobe Media Encoder

Adobe Media Encoder se puede configurar en un sistema informático diferente.

Mediante el uso de las carpetas de inspección, los nuevos archivos multimedia pueden transcodificarse automáticamente y colocarse en un directorio de destino.

Después, el editor o el editor asistente puede añadir esos medios a Adobe Premiere Pro.

Agrega una carpeta de inspección
Agrega una carpeta de inspección

Nota:

Las configuraciones preestablecidas existentes se crean en función de los clips con dos pistas de audio, pero pueden configurarse otras configuraciones de audio mediante la creación de una configuración preestablecida en Adobe Media Encoder, que se puede importar a Premiere Pro. 

En resumen

La compatibilidad de archivos nativos de Premiere Pro puede ser un salvavidas para los medios que llegan tarde y se pueden completar muchos proyectos de forma totalmente nativa. Comprender sus opciones le permite administrar los medios y completar la edición de manera eficiente.

La pieza complementaria de este artículo se centra en las Exportaciones. Para obtener más información, consulte Prácticas recomendadas: Exportar más rápido.

Acerca de estas guías de Prácticas recomendadas

Adobe le ayuda a llegar a su objetivo más rápido. Consulte nuestras guías de Prácticas recomendadas para la edición y la producción de vídeos:

Colaboradores

  • Alex Macleod es un profesional de producción, consultor de difusión y propietario de Media City Training en Reino Unido.
  • Jeff Greenberg es asesor, instructor y autor de Adobe Premiere Pro Studio Techniques.
  • Maxim Jago reside en París y es cineasta, instructor y el autor de Premiere Pro Classroom in a Book.
  • Jarle Leirpoll es un cineasta, editor e instructor residente en Noruega. También es el autor de The Cool Stuff in Premiere Pro.
  • Joe Newcombe es responsable de ventas y marketing en Support Partners, un integrador de sistemas para creadores y estudios de postproducción. Reside en Reino Unido.
  • Ian Robinson es diseñador de animaciones y un instructor habitual de Adobe MAX. Ian reside en Silverthorne, Colorado.